Terapia Infantojuvenil



Cuando en consulta se tratan problemas familiares todas las intervenciones del profesional van dirigidas a dar solución a los problemas de comportamiento de los hijos causados y mantenidos o exacerbados por la relación inadecuada con sus padres. En terapia familiar se entiende que la conducta problemática de los hijos provoca una reacción inadecuada por parte de los padres; inadecuada porque no mejora, o incluso empeora, la relación familiar. Es por ello que se hace esencial en estos casos la orientación comportamental de los padres y los hijos por parte del profesional para eliminar estas interacciones familiares indeseadas.

En concreto, la terapia cognitivo-conductual centrada en la familia es la mejor opción de intervención clínica ya que se basa en el aprendizaje y uso de pautas y estrategias debidamente ordenadas que permite conseguir con éxito que los miembros de la familia modifiquen su manera de entender las relaciones familiares y, por medio de ello, corregir las conductas habituales que hasta ahora mantienen entre ellos.